sábado, 31 de mayo de 2014

5 BRILLANTES LECCIONES DE NEGOCIOS DE MÖTLEY CRÜE

En un interesante artículo publicado por el sitio Fast Company, se ofrecen unos cuantos puntos de vista acerca de lo que han sido los negocios detrás de la marca Mötley Crüe. Veamos...

"¿De verdad hay lecciones que aprender de la banda que en su apogeo de 1980, fueron conocidos por su libertinaje fuera de control como por su música? 'Véanlo desde afuera', dice el bajista y co-fundador Nikki Sixx, 'Entiendo perfectamente por qué la gente podría pensar que no hay forma para que ésta esté aquí todavía'.

No sólo es que Mötley Crüe sigan ahí, han continuado prosperando aún cuando la industria de la música se ha contraído a su alrededor y otras bandas de metal se han convertido en actos de nostalgia o simplemente han desaparecido. Desde su fundación en 1981, la banda -el cantante Vince Neil, el guitarrista Mick Mars, el baterista Tommy Lee y Sixx- ha vendido más de 75 millones de discos, han tenido éxitos como 'Girls, Girls, Girls', 'Kickstart My Heart', y 'Home Sweet Home' además de campear los temporales de la adicción a las drogas y al alcohol, los conflictos internos, los arrestos y el encarcelamiento. A medida que el grupo se prepara para concluir su legendaria carrera con una gira final en todo el mundo antes de separarse para siempre, Sixx y el viejo mánager de la banda, Allen Kovac, hablaron con Fast Company sobre los negocios listos que han mantenido a Crüe por más de 30 años.



Cuando el caos golpea, permanezca organizado y disciplinado

En sus primeros años, Mötley Crüe se pasó de todo por los asientos de sus pantalones de cuero, pero para mediados de los 90 las fiestas sin parar y los conflictos interpersonales amenazaban con separar a la banda definitivamente. Cuando Kovac firmó para manejarlos en 1994, insistió en que adoptaran un enfoque más estructurado y formal a su negocio. 'En ese momento, eran muy disfuncionales', dice. 'Dije que no iba a encargarme de ellos a menos que tuvieran un acuerdo de operación que nos permitiera tomar decisiones de una manera más formal, con las asambleas de accionistas y juntas del Consejo de Administración. Todavía hay un montón de caos en esta banda, pero a causa de la estructura operativa, que tienen éxito'. A Sixx, quien ha sido el principal compositor de la banda y letrista en todos estos años, se le dio un voto de desempate en las decisiones colectivas. Después de haber luchado contra la adicción a la heroína durante años, el bajista finalmente dejó definitivamente las drogas y el alcohol en 2001 y puso la energía que anteriormente había ejercido sobre el hedonismo en el funcionamiento del grupo como una entidad corporativa disciplinada. 'Me gustaría que más bandas lleven su negocio como un negocio y no sólo improvisando', dice Sixx. 'Imagínense si Coca -Cola o McDonalds hicieran eso. Para un fan, la idea de que esto es un negocio siempre es delicado. Pero es importante que realment entreguemos lo mejor a las personas que nos aman'.


Proteja su marca, incluso si esto significa la pérdida de ingresos

Puede ser tentador meter a Mötley Crüe en el mismo saco con otros actos del metal de los 80 como Whitesnake y Poison, pero sus miembros han trabajado para mantenerse a sí mismos alejados de los clichés tanto como sea posible. Han rechazado rotundamente formar parte de giras nostálgicas con otras bandas de metal de los 80 y rechazado ofertas para otorgar licencias de su música para bandas sonoras y compilaciones que cuentan con otros grupos de la época. 'Ellos se han negado a tomar una gran cantidad de ingresos para mantener la diferenciación de lo que esta banda es -más cerca de Van Halen y Metallica que de Warrant o Winger', dice Kovac. Sixx dice que la banda dio su gran aporte al no permitir que su música se utilice en el musical retro rock-metal de Broadway 'Rock Star' y su versión fílmica de 2012. Pero las decisiones así, dice, son clave para mantener la relevancia a largo plazo de la banda. 'No queremos que se nos relacione a sólo una era', dice Sixx. 'No creemos que somos una banda de los 80, o una banda de los 90 o de cualquier otra cosa -apenas creemos que somos una banda. Así que optamos por no estar en 'Rock of Ages', y nuestros instintos nos dieron la razón. La película fracasó'.




Cuente su historia a su manera

Muchas bandas con historias tumultuosas han acabado contando sus altibajos en 'Behind The Music' de VH1. Mötley Crüe decidió controlar su narrativa. En 2001, la banda colaboró ​​en el exitoso libro 'The Dirt', una manera de contar muy sincera e inquebrantable sus máximos logros históricos (tanto de carrera y de químicos) y sus mínimos. 'Ese libro se convirtió en un best seller', dice Kovac. 'Nosotros lo marketeamos como si fuera un disco y lanzamos un álbum de grandes éxitos de eso'. Tommy Lee y Vince Neil posteriormente escribieron sus propias autobiografías, mientras Sixx reelaboró los diarios que había mantenido mientras navegaba en la adicción a las drogas en un libro de memorias titulado 'The Heroin Diaries', que ahora se está convirtiendo -créanlo o no- en un musical de Broadway. 'Algunas personas dijeron: 'Este libro podría ser un suicidio profesional para ti', pero se ha conectado con tanta gente', dice.


Adaptarse a los nuevos tiempos

A finales de los años 90, con la marca de Mötley Crüe como glam metal pasado de moda, la banda decidió operar de forma independiente. Ellos formaron su propio sello y negociaron un acuerdo con su anterior sello, Elektra, para obtener la propiedad de sus másters de grabación y los derechos de publicación -una rareza entre las principales bandas. 'Sin ser dueños de sus propios másters y la edición, no sé si hubiera habido un Mötley Crüe en los años de vacas flacas', dice Kovac. 'Es parte de tener múltiples fuentes de ingresos para tu negocio, no sólo una'. A pesar de que sólo han lanzado un álbum de música nueva desde 2000, Sixx dice que eso es más una adaptación estratégica a los cambios radicales en el negocio de la música que un reflejo de la disminución de creatividad. 'El viejo modelo de negocios donde haces un disco, gira durante dos años, y luego hacer otro disco ya no existe', dice. 'Los discos no se venden -la gente simplemente elige sus canciones favoritas. Si sacas un disco entero y la gente sólo se centra en una canción, nunca conseguirás recuperar tu inversión. Así que decidimos grabar menos música y ponerla en cosas de mayor exposición, como utilizar una nueva canción para promocionar un tour o a un socio de publicidad'.


Saber cuándo (y cómo) retirarse

En enero, Mötley Crüe ofreció una conferencia de prensa para anunciar su retiro. Para añadirle un aire de final-final, cada miembro firmó públicamente un 'acuerdo de cese de giras' que impide que cualquiera de ellos use el nombre Mötley Crüe más allá de 2015. La gira final -que también servirá para promocionar un álbum tributo country, empezará este verano -comienza el 2 de julio en Michigan. Se dará a los fans la oportunidad de decir adiós y la banda tendrá la oportunidad de retirarse en sus propios términos. 'Somos lo suficientemente inteligentes como para darnos cuenta de que en algún momento las ruedas iban a empezar a salirse del autobús -y eso no es sólo que no se vea bien', dice Sixx. 'Queremos acabar con dignidad y hacer que los fans se sientan orgullosos para que puedan ir con sus hijos y decirles: 'Hubo un tiempo en que las estrellas de rock vagaban por la Tierra. Tienes que llevar esta camiseta. Esa es la idea: que Mötley Crüe vivan en la forma en que ciertas bandas que amamos, como Led Zeppelin, viven. No están aquí ya, pero todavía los escuchamos. Todavía son nuestra banda'."

No hay comentarios: