lunes, 2 de septiembre de 2013

LA HISTORIA DE "SHOUT AT THE DEVIL" 2da. PARTE

Acercándonos a la fecha central de la conmemoración por los 30 años de éste clásico de todos los tiempos, continuamos con este pedazo de historia viva...

Estamos en agosto, y mientras seguían grabando temas en los Cherokee Studios, el viejo amigo de Nikki, Blackie Lawless de W.A.S.P. se acerca al estudio donde trabajaban con una canción que ha escrito llamada "Wild Child". Nikki siente que las voces que necesita la canción están muy por fuera del rango vocal de Vince y es descartada de plano, así que Blackie conservará esta canción para su banda, publicándola más adelante, en 1985, como la primera canción de su segundo álbum "The Last Command".
Si bien Nikki ya llevaba un tiempo saliendo con Lita Ford, sus salidas generaban mas de un problema, aparte de los ya conocidos escarceos con la magia negra. Una noche, mientras acudían al Rainbow junto a Vince y su novia Beth, unos motociclistas empezaron a molestar a las chicas. Nikki pidió amablemente que dejaran de molestar (obvio: se encontraban en desventaja numérica), a lo que recibieron fuertes insultos. Entonces Nikki toma la cadena que formaba parte de su atuendo y la blande tratando de romper cabezas, lo que inició rápidamente una pelea. En medio de la confusión, dos individuos se metieron en la gresca, siendo uno de ellos golpeado y mordido por Nikki, tras lo cual fue duramente golpeado: resulta que estos dos individuos eran policías. Vince no intervino en la pelea por temor a ser nuevamente arrestado (lo había sido unas semanas antes en el Troubador, donde había golpeado a una chica a quien no le gustaba su atuendo). Con un pómulo roto y un ojo morado, Nikki fue arrestado con los cargos de agredir a un policía y blandir un arma mortal (la cadena). Finalmente Lita pagó la fianza de 200 dólares y fue puesto en libertad justo a tiempo para un show que tenían en el Whisky esa noche, y esto le inspiró a escribir una de las canciones claves del nuevo disco, "Knock'em Dead, Kid".

Una tarde, y mientras sanaba de su hombro, Nikki deambula por el edificio de los estudios Cherokee buscando al productor Tom Werman para reclamarle cierto comentario relativo a su inutilidad de seguir grabando mientras estuviera lastimado y al bajo nivel mostrado por Vince al cantar en las sesiones, se topa con el estudio donde trabajaba Alice Cooper. Inmediatamente le cambia el humor y ruega a la recepcionista del estudio por una cita para conocerlo en persona. Los ruegos duran días, hasta que finalmente un domingo le avisan que Alice está listo para conocerlo y lo citan a determinada hora. Llegado el momento, un nervioso Nikki ve a Alice aparecer por la puerta del estudio en una visión casi divina. Alice lo saluda amablemente, a lo que responde parcamente: "Mierda! eres tú!" Años después Nikki se daría que tan fumado estaba aquella ocasión como para haberle dicho algo mas trascendente a Alice.

Durante varias semanas de trabajo registran muchas canciones, aparte de las seleccionadas finalmente para el álbum, como la potentísima "Sinners & Saints" (sigue siendo inexplicable que una canción tan buena como ésta no haya sido incluída en ningún disco oficial hasta el "Supersonic And Demonic Relics" de 1999)), "Hotter Than Hell" (rebautizada luego como "Louder Than Hell" para su siguiente álbum "Theatre Of Pain"), "I Will Survive" y "Black Widow" (de la que finalmente su intro fue reconvertido en el instrumental "God Bless The Children OF The Beast"), por poner sólo unos títulos. Al momento que las sesiones para el álbum llegan a su fin, el hombro de Nikki está completamente curado. Al ver que muchas otras bandas han copiado su look glam-punk del "Too Fast For Love", los Mötley cambian su apariencia a un cruce entre "Mad Max" (Nikki se pone una sola hombrera tachonada parecida a la del pirata de combustible) y "Escape From New York", dos películas que veían muchas veces mientras vivían juntos en la Mötley House. Aunque dicha nueva apariencia ya la habían estrenado en el US Festival.

A mediados de setiembre, y mientras aguardan la fecha de edición del disco, Mötley Crüe toca en un gran show junto a Def Leppard, Uriah Heep y Eddie Money, en frente de 50 mil personas en el Qualcomm Stadium de San Diego. Días después, se embarcan en el rodaje del vídeo para "Looks That Kill", programado como primer single del nuevo álbum en un primer momento. Nikki escribió esta canción con su novia Lita Ford en mente: "Escribí la canción en una tarde en mi departamento o en un ensayo, pero no pensaba si era buena o mala. No me importaba realmente. Somos una banda, una pandilla, 'She's got the looks that kill' es sólo eso. Es como debe ser... Esa es la magia. No hay nada detrás de eso. Tommy empezó a tocar la batería, Vince cogió el micro, Mick empezó con su guitarra, y ya está. Empezó unmovimiento, pero nosotros no pensábamos en eso, sólo en hacerla. Puedo oler la inocencia de la canción".

Durante el rodaje del mencionado video, Mick se emborrachó en el set de tanto beber vodka escondida en una lata de Coca Cola. El video fue producido por Marcelo Epstein con un presupuesto de 75 mil dólares, y trabajado durante dos largos días. Estaba diseñado para sorprender y hacer que los espectadores se sientan incómodos.

Continuará...

No hay comentarios: