domingo, 15 de febrero de 2009

"LOS TRAPOS SUCIOS"


Image Hosted by ImageShack.us
Image Hosted by ImageShack.us



¿Por qué algunos leemos un montón de libros y vemos mucha televisión en vez de tocar en Mötley Crüe? Porque no tenemos el estómago para ello. Es tan sencillo como eso. "Los Trapos Sucios" es un libro definitivo: si hay historias peores que ésta en el rock and roll, no merece la pena contarlas.
Nick Hornby, The Believer

Pocas veces hemos tenido la oportunidad de leer una biografía tan honesta, sucia y real de una banda de rock. "Los Trapos Sucios" es una montaña rusa de excesos, glorias y tragedias, que resulta fascinante tanto para los seguidores de Mötley Crüe como para quienes jamás sintieron un interés especial por la banda. No se trata de un retrato amable sino más bien lo contrario; es un libro que definitivamente seduce y ensucia. Adictivo.
César Martín, Popular 1

Ábralo por cualquier página y encontrará una historia memorable.
Janet Maslin, The New York Times

Por fin salió en España la edición en castellano de "The Dirt", titulada esta vez "Los Trapos Sucios". 480 paginas de las mas decadentes, divertidas y absurdas historias de la banda que definió el sonido y la imagen de la escena de Los Angeles en los ochentas. He aquí otro extracto...

Nikki: "Tenía catorce años cuando hice que detuvieran a mi madre. Se había cabreado conmigo por algún motivo —volver tarde a casa, no haber hecho los deberes, poner la música demasiado alta, vestirme desastradamente, no lo recuerdo— y yo ya no lo aguantaba más. Estampé mi bajo contra la pared, arrojé el tocadiscos al suelo, arranqué mis pósters de MC5 y Blue Cheer y me cargué de una patada la pantalla del televisor en blanco y negro que teníamos en el salón antes de salir de casa dando un portazo. Una vez fuera, arrojé sistemáticamente una piedra contra cada una de las ventanas de la finca.

Pero aquello sólo fue el comienzo. Llevaba algún tiempo planeando lo que hice a continuación. Fui corriendo hasta una casa cercana llena de degenerados con los que me gustaba colocarme y les pedí un cuchillo. Alguien me lanzó un estilete. Saqué la hoja, extendí el brazo en el que llevaba un brazalete y hundí la navaja directamente sobre mi codo, deslizándola hacia abajo unos diez centímetros y cortando en algunos sitios tan profundamente que se podía ver el hueso. No sentí absolutamente nada. De hecho, me pareció que tenía una pinta realmente molona. A continuación llamé a la policía y dije que mi madre me había agredido.

Quería que la encerraran para poder vivir solo. Pero el plan se volvió en mi contra. La policía dijo que, al ser menor y estar bajo su custodia, si presentaba la denuncia tendrían que llevarme a una casa de acogida hasta que cumpliera los dieciocho años. Eso quería decir que me pasaría cuatro años sin poder tocar la guitarra. Y si no podía tocar la guitarra durante cuatro años nunca llegaría a triunfar. Y estaba decidido a triunfar. No cabía la menor duda… al menos en mi mente.

De modo que llegué a un acuerdo con mi madre. Le dije que no presentaría cargos contra ella a cambio de que empezara a pasar de mí, si me dejaba tranquilo, si me dejaba ser yo mismo. «No has sido una buena madre para mí», le dije, «así que sencillamente déjame ir». Y eso hizo."


Mas adelante otros extractos...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola...
Tienes un muy buen blog (Crüe es uno de mis grupos favoritos) Estoy deseando leere el libro The Dirt, a ver si lo encuentro por mi zona.
Puedes ver algunas fotos que saque del concierto de Motley Crue en el Festival Kobetasonik09 en España (fue la hostia) en mi blog-zine, tambien hay algun video. Un saludo, este verano que viene(2010) ire a verlos en el festival Shonisphere...

http://deconciertosenvigo.blogspot.com/