sábado, 25 de febrero de 2012

VINCE VS. AXL


Hace un tiempo me preguntaron en un foro porqué le tengo cólera a los Guns N' Roses. ¿Acaso por el pleito entre Vince y Axl? Bueno, si y no. Si porque desde siempre Axl me pareció el tipo mas odioso del mundo, por egocéntrico, maníaco e irrespetuoso, pero aún con eso creo que los Guns son grandiosos, una banda que pudo ser más de no ser por el ego desmedido de su cantante que terminó alejando a los talentoso músicos que la formaban. Además yo no soy el tipo de persona que se come un pleito ajeno, por mas que sea fan de uno de ellos. Pero, ¿cuál fue el origen de esta pelea?

Todo comenzó por una chica llamada Sharise. Sharise era la típica luchadora de barro: rubia, tetona, cuerpo escultural y musculoso. Cuando las chicas del Tropicana iban a casa de Vince a luchar para sus amigos, ella siempre era la que peleaba con más fiereza, ganaba y además convencía, era precisamente el tipo de chica que entusiamaba a Vince. Cuando empezaron a salir juntos, ella dejó de bailar y en lugar de eso desarrolló una afición desmedida a los bolsos que a Vince le costaban más de veinte mil dólares al mes. Y en vez de luchar con otras chicas, se peleaba con el bueno de Vince. Antes de que "Dr. Feelgood" saliera a la venta, Vince se fue con algunos cuantos de sus amigos para hacer canotaje por el río Snake, en Idaho, durante diez días. Esa fue la forma en que Vince se mantuvo sobrio y alejado de Sharise, el teléfono, el grupo y los bares.


Tan pronto como regresó a la ciudad de Los Angeles, Vince llamó a Sharise y ésta la contestó hecha un mar de lágrimas contándole que Izzy Stradlin le había intentado meter mano en el famoso club angelino "Cathouse". Al parecer, el guitarrista de los Guns estaba tan borracho que lo mismo podría haberle metido mano a una chica como a un chico. Sharise se defendió, diciendo que era novia de Vince y que le quitara las manos de encima. Entonces, Izzy la agarró de la camiseta y se la bajó de un tirón. Sharise le respondió con un bofetón, a lo que Izzy le dió tremenda patada en el estómago que dejó a la pobre chica sin aliento, con todo el mundo atónito viendo la escena. Vince se juró a sí mismo que iba a matar a Izzy.

A Vince, para relajar el ambiente le dijeron que su disco "Dr. Feelgood" estaba en el número uno pero ni con eso se calmó un poco. Se trataba de Izzy, guitarrista de Guns N' Roses, el mismo grupo al que los Crüe habían llevado de teloneros durante la gira del "Girls Girls Girls" cuando no eran nadie. Y así se lo agradecía. Por aquella época, Vince contaba que los Gunners eran de la puta madre y que Axl era un tipo tímido y un poco inocente pero con el que se la podía pasar bien. Pero se estaba empezando a creer la prensa que se formaba alrededor de él, y se sentía Dios sobre la faz de la Tierra.


Izzy había elegido el momento menos idóneo para joderle la vida a Vince, porque se cruzarían en sólo un par de semanas, en la ceremonia de los MTV Video Music Awards en el Universal Amphitheater. Vince aprovechó el momento, y durante la ceremonia, dejó a los Crüe esperando en sus limusinas y estuvo merodeando por el backstage mientras los Guns tocaban junto a Tom Petty. Cuando Izzy bajó del escenario, Vince lo encaró, y así lo cuenta en "The Dirt":

"¿Golpeaste a mi mujer, mierda?"
"Si, ¿y qué chucha?" respondió él.
Toda la sangre de mi cuerpo subió hasta mi puño, y lo golpeé. Le metí tremendo puñetazo. Le dí de lleno en toda la cara. Cayó al suelo como una vaca derribada.
Fred Saunders me tomó de los brazos. "¡Como vuelvas a tocarla te mato, hijo de puta!" le grité al postrado cuerpo de Izzy mientras Fred me alejaba a rastras.
Me lo quité de encima y caminamos hacia la puerta de escape. Pero antes de haber alcanzado la salida, Axl llegó gruñendo desde atrás como un dóberman demasiado vestido. "¡Ven hijo de puta, te voy a matar" gritó a nuestras espaldas.
Me di la vuelta. Tenía la cara sudada y retorcida "¡Ven carajo, sal!" le dije. Y lo decía en serio. La sangre aún corría por mis puños. Axl me miró y gritó como una putita: "Mira, no vuelvas a meterte con mi banda, ¿ok?" y se dio media vuelta".
Después de eso, Axl lanzó repentinamente una campaña mediática centrada en mí. Si yo hubiera sido un disco, habría vendido un millón de copias. En todos los artículos que leía, cada vez que encendía la TV, me lo encontraba afirmando que yo había golpeado a Izzy y que llevaba insultando a Guns N' Roses desde hacía años, y jurando que me pondría en mi lugar, que no era sino a dos metros bajo tierra. Era como si el rock and roll se hubiera convertido en la Federación Mundial de Lucha Libre
.


Para Vince fue toda una traición, tenía todo el derecho del mundo de sacarle la mierda a Izzy, algo que no tenía que ver con Axl. Durante la gira del "Girls...", Axl recurrió a Vince cada vez que le dolía la garganta, y él le había enseñado los trucos que había desarrollado para ser capaz de cantar tras pasar una noche destrozándose las cuerdas vocales. Ahora le enviaba mensajitos con instrucciones para que se encontraran en Venice Beach o en el Tower Records del Sunset Boulevard. Y a pesar de que se trataba de un modo completamente infantil de resolver sus diferencias, Vince se presentó en todas las ocasiones, porque lo único que que en aquel momento podría haberle dado más satisfacción, incluso más que tener un disco número uno, era partirle la cara a W. Axl Rose.

Pero la cosa es que Axl nunca apareció, y llegó hasta tal extremo que, cada vez que organizaba una pelea en algún sitio, Vince se limitaba a enviar a alguien con instrucciones de llamarlo sólo si Axl aparecía. Quizás algún otro hubiera dejado pasar las cosas, pero estaba realmente molesto: Axl se aparecía en prensa como si fuera el rey del mundo, diciendo que Vince no sabía pelear y que él era cinturón rojo de esto y lo otro, incluso compuso el tema "Shot Gun Blues" relacionado al incidente. Así que finalmente Vince tuvo que salir en la MTV con un mensaje para él: si Axl quería pelear con él debía hacerlo delante de todo el mundo. Propuso una noche de lunes (la noche de las peleas) en el Forum, donde pelearían por tres rounds y así el mundo podría ver quién era el maricón. Vince estaba más que dispuesto, ya ni siquiera le importaba Izzy, total, a él ya le había puesto en su sitio, incluso lo llamó y le pidió disculpas por todo lo sucedido con Sharise. Pero nunca obtuvo respuesta de Axl ni aquel día, ni aquel mes, ni aquel año, ni aquel siglo, pero eso sí: Vince aún se la tiene jurada a Axl...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Aguante Vince!!!

Anónimo dijo...

Vince hijo de PUTA!
que no joda! .l.

Leo Dem dijo...

Esto es verdad a medias, Axl le contestó y Cáritas veces incluso hay un video de Mtv y Axl oye dice de pelear hasta en Atlantic City y Vince no contestó luego sólo vive Rull tiempo se pidió una camiseta con otra palabra Axl tachada. Hay que citar tira la historia no sólo una parte.